FCI o plazo fijo, ¿en qué debo invertir?

¿FCI o plazo fijo? Muchas personas, por comodidad o miedo, deciden invertir su dinero en lo que ya conocen: el plazo fijo, pero existen razones para no hacerlo.

Jane Doe
plazo fijo o fondo comun de inversion

Antes de colocar su dinero en un instrumento de inversión debe definir tres puntos importantes: tiempo en el cual necesitara su capital de regreso más la cuota de rentabilidad, riesgo que está dispuesto a correr y conocimiento de los instrumentos en los cuales está invirtiendo. Invertir dinero no es un juego de niños, pero tampoco conlleva cierta complejidad si conocemos los conceptos básicos para realizar nuestros movimientos de dinero.

El tiempo es un factor clave en una inversión, sobre todo si es que vivimos en un país como Argentina, Turquía o Venezuela donde la inflación es incontrolable. La unidad monetaria que tengamos en el bolsillo bajo un contexto inflacionario tiende a depreciarse no importa que suceda. Para esto y buscando ganarle a la depreciación, el inversor persigue instrumentos que le ayuden a mantener el valor del dinero, es decir, que lo que pueda comprar hoy también lo pueda comprar mañana. Entonces, teniendo en claro esto, debemos sincerarnos a nivel inversión y determinar cuál es el plazo que estamos dispuestos a colocar nuestro dinero.

Si nuestro plazo es menor a 30 días, inexorablemente, contamos con los Fondos comunes de inversión, pero si nuestro plazo es mayor podemos decidir tanto por el plazo fijo como por un FCI. Tengamos en cuenta que el plazo fijo realizado en los bancos es un contrato entre privados en el cual las partes establecen que el dinero se encontrara inmovilizado por el plazo establecido y que, al vencimiento, una se obliga a pagarle a la otra a cambio del capital cedido o prestado. Como pueden ver el plazo es un factor que puede limitar nuestro accionar al momento de tomar una decisión.

Pero entonces, ¿Qué es lo que me conviene? Para esto, debemos entender que hay diferentes tipos de fondos que pueden brindarnos soluciones a medida en relación al tiempo y riesgo en el cual queremos incurrir. Supongamos que nuestra inversión es a un plazo excesivamente corto, por ejemplo, 7 días. Nos gustaría hacer un plazo fijo UVA, pero el plazo medio de este es 90 días, con lo que no es nuestra solución. Para un plazo tan corto de tiempo, existen los fondos money market. Estos fondos son sumamente líquidos, buscan replicar el comportamiento del plazo fijo, poseen riesgo bajo y su suscripción y rescate es de manera online. Esta parece ser una excelente opción. Estos son recomendados para empresas que poseen excedentes en pesos y que requieren de colocaciones cortas. Funcionan como las viejas cuentas remuneradas.

Volvamos a revisar el plazo de nuestra inversión. Después de revisar nuestro cashflow descubrimos que poseemos un capital del cual podemos no disponer por al menos 6 meses. Revisamos nuevamente la tasa de plazo fijo y las mismas se encuentran por debajo de la inflación (tal cual pasa en Argentina). No contentos googleamos opciones o vehículos de inversión que puedan ganarle a la inflación o, por lo menos, no perder contra ella. En esta sección, entran los fondos de renta fija o los considerados, fondos de bonos.

Evaluamos los rendimientos y, para nuestra sorpresa, encontramos que varios de ellos han rendido varios meses por encima de la inflación. Revisamos la composición en la página de nuestro broker o banco, y descubrimos una montaña de siglas y palabras desconocidas totalmente para nosotros. Pero como la rentabilidad es muy buena para todo lo que conocemos, decidimos estudiar con más detenimiento este “asuntito de los bonos” y determinar cuan riesgoso es colocar nuestros ahorros ahí.

Para aquellos que hemos vivido el reperfilamiento de bonos de Lacunza, entendimos que todo en Argentina tiene un riesgo subyacente que no está escrito en ningún libro. Para aquel que no recuerda el caso, se trata de el “default técnico” que propuso el ministro de economía, Hernán Lacunza, difiriendo el pago de varias letras emitidas en pesos. Para la mayoría de los inversores, esas letras como otras, eran consideradas como liquido transable, aunque esto no fue así. Con esto quiero decir, que los fondos de renta fija conllevan un riesgo inherente en los bonos en los cuales invierte y por más que un buen asesor de inversiones le transmita que es seguro, estudie y tome una determinación con base en cuanto riesgo quiere aceptar en su inversión.

Los fondos de renta fija suelen tener baja volatilidad, mostrar un rendimiento constante en su cuota parte y tienen como objetivo mantener una renta fija tal como su categoría lo explica. Aviso importante: una vez que pueda conocer en profundidad cada uno de los instrumentos de inversión puede hacer un mix de instrumentos para reducir el impacto de la volatilidad e incluso aumentar su rentabilidad, pero no antes de haber conocido en profundidad las características de cada fondo y cada activo.

Por último, haciendo pívot en un factor tan importante como lo es el riesgo, podemos tenemos los fondos de renta variable. En promedio, se los comunica con un tiempo promedio de inversión mayor a los 12 meses y esto es debido a la volatilidad que este presenta. Si nuestro estomago es flojo y nuestra ansiedad es alta, este quizá no sea el vehículo para usted, al menos, por el momento. Si de todas formas decide hacerlo, podrá ver en su sistema, mañana tras mañana, como su capital sube o baja fuertemente.

Aquí una serie de FCI:
  • Fondos fima
  • Fondos BBVA
  • Fondos Santander
  • Fondos Supervielle
  • Consulta tu fondo de fondo comunes de inversiones

  • En conclusión, para definir si requiere hacer un plazo fijo o un fondo común de inversión, primero debe tomarse un buen tiempo, analizar las opciones en el mercado, estudiarlas con atención y una vez seguro, seleccionar la que le representa más confianza. Mientras tanto, puede hacer un fondo money market. Recuerde: el dinero que no se mueve, pierde valor. Mejor moviéndose que durmiendo bajo el colchón.