¿Qué es un Quant?

¿Qué son los quantz y por qué son tan importantes para el mundo financiero? La tecnología ha provisto a las finanzas de herramientas que hace 30 años ni siquiera se soñaban.

Planner

Moneyball es una de mis películas predilectas cuando se trata de plasmar la utilidad que tienen los datos en las decisiones que tomamos. Brad Pitt, un gerente general de las grandes ligas, tiene un desafío a simple vista difícil (mas no imposible) de cumplir: llevar a su equipo a lo más alto de la liga, con bajo presupuesto, una junta directiva “experimentada” repleta de sesgos y un equipo con habilidades gastadas. Cualquier paralelismo con una pyme argentina es simple y pura coincidencia. En una de las tantas reuniones en la que participa, conoce a Jonah Hill, un joven economista de Harvard que provee otro enfoque al juego: analisis cuantitativos de datos aplicado a las habilidades de cada jugador, donde se descartan los sesgos, las premisas basadas en las experiencias, pero, sobre todo, se desmitifica el “conocimiento de un negocio”. No por nada el título de la novela es Moneyball: the art of winning an unfair game

Entonces, ¿Qué tiene que ver una historia deportiva con las finanzas en la actualidad? Hace más de 3 décadas, el sistema financiero mundial comenzó a nutrirse de múltiples herramientas complementarias para afinar su toma de decisiones. Lo que antes sucedida en un cuarto de 2 por 2, con poca ventilación y luz, repleta de nerds segregados por los feroces operadores de Wall Street, hoy se transformó en una herramienta casi fundamental para cualquiera que quiera operar en mercados financieros. Si, estoy hablando de los Quants.

¿Qué es un Quant?

Un Quant es un analista de datos experto en el análisis y gestión de información a nivel financiero. Si bien se vale de una multiplicidad de herramientas para hacer su trabajo, una de las principales es el desarrollo de modelos matemáticos y funciones que proveen de información refinada, exacta y online para determinar: precio de activos financieros complejos, costo en la cobertura de riesgo, proyecciones financieras con base en multiplicidad de variables y determinación optima de un balance en una cartera de inversión. Por lo general, un Quant tiene formación en campos de ciencia dura como puede ser la matemática discreta, física o ingeniería, lo cual le provee una base sólida para el desarrollo y comprensión de modelos matemáticos complejos. Los Quants son los responsables de validar modelos, conducir y crear investigaciones acerca de nuevas estrategias de inversión.

Considerando ser Quant

En los últimos años, de la mano del crecimiento en ciencias aplicada la información, el Quant ha tomado gran preponderancia en el mercado laboral a nivel mundial. Esto se debe principalmente a que las compañías financieras, sobre todo los brokers, bancos y compañías de seguros, se vieron obligadas (por contexto, claro está) a formalizar con mayor profesionalismo la alocación de sus recursos financieros y se estima que en los próximos años serán mucho más demandados.

Ser Quant no es para cualquiera. El trabajo propiamente dicho de un analista cuantitativo se centra en problemas profundamente abstractos, con complejidades diversas y la capacidad de aceptar problemas que no parecen tener una solución fácil. Además, como si fuera poco, de acuerdo a qué tipo de entidad respondan, suelen tener una cierta presión para conseguir los resultados esperados. Un factor importante que considerar es el tiempo. Muchas organizaciones caen en el error de solicitar resultados espontáneos a problemas que requieren de profundidad para lograr el resultado óptimo. Esto hace que el analista muchas veces se frustre y persiga soluciones intermedias imperfectas.. El éxito de un analista reposa en tres factores primordiales: capacitación, dedicación y habilidad para enfrentar el desafío.

¿Qué debería saber?

Si bien existen directrices que inexorablemente un Quant debería tener en su portfolio de conocimientos, hay una cuestión clave: la actualización permanente en herramientas con base en tecnología. Los puestos de hoy requieren flexibilidad, profundidad en conocimiento y agilidad en cuanto adaptación de nuevas formas de hacer y evaluar los contextos. Teniendo esta premisa en mente, un Quant o analista cuantitativo debería contar con el correcto desarrollo en:

  • Conocimientos financieros: si bien los activos financieros, con cierto nivel de aprendizajes, son medianamente fáciles de entender, requieren de cierta complejidad al momento de desarrollar los modelos correctos. No alcanza con solo tener una formación financiera ni mucho menos económicas. Considerando este nivel de complejidad, las habilidades mas preciadas para este perfil suelen estar vinculadas ampliamente con la matemática y la estadística. Esta capacidad es la que permite a un Quant estructurar un algoritmo o problema complejo y no un conocimiento especifico en un sector.

  • Herramientas de desarrollo: si hay un requisito excluyente para ser Quant es el conocimiento en profundidad de los lenguajes de desarrollo. Si bien existe múltiples herramientas con las cuales se vale este tipo de perfil, en la actualidad, las mas solicitadas por el mercado son C++ y Python. El trading algoritmo, determinar la volatilidad de una acción o correr la función de Black and Scholes en tiempo real no podrían ser posible sin esta categoría de herramientas. Una de los mayores beneficios que ha otorgado internet es la democratización de la información y el acceso a la misma. Cualquier que considere que puede cuadrar con el perfil descripto, puede hacerse del material necesario para comenzar su camino. Existen múltiples herramientas e información en demasía, pero, considerando que he tenido el placer de ver su canal de youtube y leer sus libros, me tomo la atribución de recomendar uno en particular. Juan Pablo Pisano (@JohnGalt_is_www), Profesor de la UCEMA, emprendedor y Quant, hace ya varios años que se encuentra educando por multiplicidad de canales al respecto. Sus libros (Python para finanzas Quant) se transformaron en referencia obligada en la materia, por su claridad conceptual, practicidad en la aplicación y conocimiento detallado. Sumado a esto, de manera desinteresada y con claridad que en ocasiones obnubila, hecha luz mediante sus hilos de Twitter acerca de diversos tópicos: criptomonedas, retornos promedios de índices, beta en acciones, entre otros. En cuanto a mi opinión, es una excelente eleccion para comenzar y profundizar en este campo.

  • Habilidades blandas: si bien determinadas búsquedas no las tienen presente al momento de seleccionar el candidato, son clave para que este recurso, valioso por cierto, se sienta cómodo y perdure en la misión que se persigue. Debe tener: versatilidad ante al cambio, flexibilidad y nivel de adopción acelerado, orientado a resultados, pero por sobre todas las cosas, pensamiento abstracto, estructurado y ordenado.

  • Para cerrar, pero no menos importante, aquel que esta dispuesto a emprender esta profesión apasionante, debe saber que probablemente en un futuro no muy lejano, debido a la velocidad que nos regala tecnología, haya nuevos desafíos, aún más profundos, aún más complejos que abordar. Solo se debe responder: ¿están listo para el viaje?