¿Cómo es que funciona staking? Riesgos y ventajas de entenderlo

¿Staking es un plazo fijo en criptomonedas? ¿Cómo es que funciona el staking? ¿Qué riesgos estoy corriendo cuando lo holdeo?

Planner

Antes de poder realizar un paralelismo entre el plazo fijo y el staking, debemos profundizar en conceptos propios del mundo de las finanzas. Parándonos del lado de la honestidad, la mayoría de los conceptos que se acuñaron en el albor del mundo cripto, tiene un primo hermano consanguíneo en las finanzas tradicionales que, no solo se asemeja bastante genéticamente, sino que contiene las mismas bases nitrogenadas que las herramientas fundamentales. Con esto nos referimos que las mismas variables que afectan a un instrumento del mundo tradicional, también afectan al mundo cripto: liquidez, tiempo, colocación y finamiento.

Plazo fijo y Staking

En ambos instrumentos entran en juego dos conceptos fundamentales: el tiempo y la tasa. No por nada ante una variación del plazo al cual colocamos nuestro dinero o token, varia nuestra tasa, sea creciendo o decreciendo. ¿Por qué lo hace? Aquí se introduce otro ingrediente: la liquidez. Cuanto menor sea la liquidez de un activo en un cierto periodo de tiempo, mayor será la tasa por pagar. Simples conceptos de oferta y demanda. Al contrario, cuanto mayor sea la liquidez, menor será la tasa, dado que habrá abundancia de dicho activo o bien. Entonces, la tasa puede ser considerada el precio por el cual se paga nuestro activo o token en un periodo cierto de tiempo.

¿Cómo funciona el staking y por qué no es un plazo fijo?

Si bien comercialmente en los medios populares y en los portales de moda lo han informado de este modo, lamento pincharle la piñata a la realidad. El plazo fijo es una de las opciones mas conservadores y con menor riesgo posible (evitemos el purismo de la tasa positiva real y poseemos nuestras miradas en la volatilidad y la falta de garantía). Creo entender que aquel que hace staking entiende que quizá un martes cualquiera, al abrir su wallet, puede encontrar que los tokens que estaban stakeados han pasado a mejor vida o, a manos de un hacker. ¿A quien le reclamamos esto? Caso contrario, el plazo fijo, además de contar con una garantía a cumplir bajo ciertas condiciones, en cada uno de los países se encuentra reglamentado y regido por una entidad monetaria. DeFi, o la descentralización financiera, tiene sus virtudes, pero también tiene sus contras. Del otro lado, no sabemos quien recibe nuestros tokens ni tampoco cuál será su fin. No es lo mismo tomar dinero para shortear una posición sin garantía que para stakearlo en otra moneda de mayor rendimiento y arbitrar la tasa. Amplia diferencia, ¿no?

Otro aspecto que considerar es que nos pagan en token hechos y derechos. Al igual que el plazo fijo nos paga en pesos, el staking nos paga en tokens. Así mismo, al igual que nosotros al finalizar nuestro plazo fijo lo comparamos contra moneda dura, es decir, si con los pesos que recibí mas el capital puedo comprar más, menos o igual dólares, lo mismo sucede con los tokens y los USDT. Con una simple y delicada diferencia: cuando hablamos de staking no hablamos de tasa nominal anual; hablamos de tasa directa. Si en el plazo en el cual stakeamos nuestra inversión el token sube, ganamos el diferencial de cotización mas la cantidad de tokens recibidos en la wallet. Por el contrario, si baja, nos quedamos con mayor cantidad de tokens a menor valor, es decir, con menos capital.

¿Todos los staking son iguales?

Como si fueran diferentes bancos ofreciendo diferentes tasas de interés de acuerdo a la necesidad de liquidez por plazo, los tokens funcionan como si cada uno funcionase como un banco diferente. Por ejemplo, LUNA no paga la misma tasa que SOL. Incluso, no ofrece los mismos plazos y la cantidad de mínima de tokens. Algunos ofrecen reembolso adelantado y algunos no, lo cual diferencia a los plazos fijos en los cuales inexorablemente debemos esperar a la fecha de vencimiento. Si accedemos a esta opción, se nos impondrá una penalización que equivale a una tasa de descuento que erosionará el capital esperado al finalizar la inversión sin considerar el capital que hayamos colocado. Claramente, estoy utilizando como ejemplo el Staking bloqueado, una de las opciones más utilizadas, pero también existen multiplicidad de opciones más flexibles (y también más riesgosas, como swapear el token) para multiplicar nuestra cantidad de unidades que tengamos en la wallet.

¿Qué pasa con mis tokens cuando los stakeo?

Contengámonos las ganas de expresarlo como “lo que sea”, pero literalmente puede ser así. Al igual que en los plazos fijos, el inversor le presta al banco su capital a un precio esperando recibir un beneficio, el staking es prestar el dinero a “alguien” que esta dispuesto a pagar por nuestro token un precio. Ese alguien que recibe nuestro capital puede hacer lo que le plazca con el a diferencia de un plazo fijo que se encuentra normado tratando de velar la seguridad del inversor. No utilizo calificación para no ser subjetivo en el analisis, pero es literalmente así.

El stakeo es una operación de intermediación financiera que busca arbitrar tasas en busca de un rendimiento. Vamos a un ejemplo. Un inversor esta dispuesto a pagar un 22.35% de LUNA porque piensa que vendrá una corrección en ADA. Con los tokens que recibe, los arbitra contra luna y se coloca a una posición corta contra ADA en un plazo de 1 semana. Si la estrategia short que planifico supera el pago en token de LUNA, saldrá con una ganancia de capital; de lo contrario, deberá activar su garantía o… bueno, será problema del riesgo del Exchange.

Como ven nada es tan lineal ni tan simple como podría leerse en cualquier medio que busque propagar esta herramienta. Así mismo es importante decir que se tratan de estrategias de riesgo que deben de estudiarse con cuidado tratando de entender cada una de ella. El staking es una herramienta formidable cuando la entendemos en profundidad, pero no lo es tanto cuando no asumimos sus características principales.