China avanza sobre el territorio marciano

La sonda Tianwen-1 amartizo el día sábado logrando ser el segundo país que avanza en la conquista del espacio. Según fuentes oficiales chinas la sonda alcanzo con éxito la superficie y se posó Utopía Planitia, una vasta llanura en el hemisferio norte del planeta.

Jane Doe
china marte 2021

Las implicancias de la conquista de los viajes espaciales ya son un hecho. Tanto privados como gobiernos se han lanzado a la carrera que comenzó en la década del 80 y hoy se encuentra tan solo en pañales.

Muchos gobiernos, como el de Estados Unidos, se han convencido que la mejor forma de hacerlo es mediante la cooperación entre agencias gubernamentales y manos privadas. Claros ejemplo de esto es la mancomunión que existe entre la NASA y SpaceX, o JPL con los desarrollos de Jeff Bezos. Otros, como el gigante oriental, fiel a su cultura y creencia, decidió emprender casi en forma completa la investigación aeroespacial solo en manos públicas.

Mas allá de lo idílico que conlleva pensar en frases elegantes como “la humanidad a la conquista del espacio”, la verdad en las inversiones multimillonarias está más que alejada de lo romántico de la idea. La realidad pasa por un juego de ajedrez a largo plazo. Como todo buen inversor conoce, el éxito se consigue en el largo plazo, manteniendo la consistencia en su accionar y arriesgando lo necesario para conseguir un redito futuro. Y las potencias mundiales, sobre todo Rusia, China y Estados unidos, lo saben.

Los recursos

El avance de la civilización no se originó por arte de magia. Si analizamos los arquetipos que generaron los verdaderos cambios de la humanidad, nos toparemos con un patrón común: los recursos naturales. La combinación exacta entre ellos y la perspicacia e inspiración humana, dio origen a infinidad de inventos que han provisto a toda nuestra raza de incontables beneficios.

Aunque requiramos de pensar que nuestro planeta tendrá una vida tendiente a infinito, lamentablemente, en algún momento debemos aceptar que no lo es. Esta misma lógica cruza también a los recursos. Estos son finitos y preciados; se han desatado guerras por conseguirlos y mantenerlos cautivos. Ejemplos sobran por doquier: la expedición a las indias, las invasiones turcas, el descubrimiento de América, entre otros hitos históricos demuestran la voracidad que los humanos tenemos sobre ellos.

Adams Smith, el padre de la economía moderna, conocía profundamente que estos eran la llave para el futuro. Es así que la definición de economía les da un carácter central: “ciencia que estudia la administración de los recursos a través del tiempo. Entonces, ¿podemos decir que la ciencia está al servicio de la economía, y esta última, al servicio de la evolución?

Materiales preciosos

Los recursos suelen entregar valor por sus capacidades intrínsecas. Para citar algunos ejemplos: el oro es un excelente conductor, el agua es el solvente universal y el uranio tiene capacidades radioactivas. Ahora, imaginemos por un momento que ellos no existieran aquí en la tierra o lo que es peor, que no aprendamos a administrarlos como corresponde. ¿Cuál podría ser el futuro de la humanidad?

Se han descubierto materiales “raros” y alciones en asteroides, meteoritos e incluso sobre la superficie de la luna. Todo sugiere que, si solo hemos revisado el living de nuestra casa y hemos descubierto esto, más allá de nuestras narices la recompensa de quien lo descubra puede ser inconmensurable. Recordemos: el dueño del recurso suele delinear las reglas necesarias y China, como cultura milenaria e imperialista, lo entiende a la perfección.

El objetivo primordial de esta misión, siendo el segundo país que ha logrado tal proeza, es recopilar datos sobre la superficie marciana. La sonda está equipada con cámaras, un radar y láser que le permitirán estudiar el entorno y analizar la composición de las rocas marcianas. Se espera que en los próximos 3 meses logre desplegar sus paneles solares y sea 100% autónoma.

Solo el largo plazo puede darnos la certeza de haber accionado bien las palancas en nuestra toma de decisiones y China está convencida que el único camino posible que tiene la humanidad es la evolución e investigación de la vida a nivel multi planetario. Pero primero, debe de hacerse los recursos necesarios para conseguirlo.