¿Qué es un NDF(Non Deliverable Forward) y como utilizarlo?

Como todo contrato de futuro, el objetivo primordial que persigue el NDF es lograr cobertura ante un hecho incierto futuro. Dentro del listado de herramientas de hedge que existen, el NDF es utilizado en determinadas circunstancias y provee cierta certidumbre cuando se trata de operaciones comerciales.

Jane Doe
Que es non Deliverable foward y como se usa

Antes de poder desarrollar que es un NDF, es necesario conocer que es un contrato de Foward. Un forward es un acuerdo o contrato entre dos partes, para realizar la entrega de una cantidad especifica de un producto o subyacente con especificaciones definidas en cuanto al precio, fecha, lugar y forma de entrega. Si hacemos un paralelismo burdo, podemos compararlo con un “seguro”, con la diametral diferencia que este tipo de contrato suelen tener fecha cierta de vencimiento. Además, puede estipular otras clausulas acorde a la operación que se espera concertar.

Un ejemplo clarificador de esta situación es la financiación de importación en un contexto de alta volatilidad cambiaria. En situaciones particulares, los importadores recurren a las entidades financiares para financiar sus compras al exterior. Para cubrirse ante un posible riesgo devaluatorio, los bancos suelen ofrecer indexar la operación crediticia a un NDF que sirva tanto al banco como al importador de cobertura.

Especifiquemos datos para hacerlo aún más visible. El importador al tomar la línea de crédito firma el NDF y acuerda con la entidad financiera un valor de cotización de la moneda al plazo de vencimiento de su préstamo. La cantidad que esa acordada generalmente suele ser equivalente a la deuda que es otorgada y asumida por el deudor. Si el tipo de cambio está por encima de lo acordado en el foward, el importador activa el contrato y se hace de la diferencia para cubrir el desfasaje. Por lo contrario, es decir, si se encuentra por debajo, el importador debe de respetar esa diferencia y acreditar la diferencia.

El NDF es utilizado por las compañías a nivel internacional para cubrirse en el mercado frente a las variaciones de monedas que no tienen demasiada liquidez del mercado. Asimismo, también es utilizado en compañías de seguros con el objetivo de proteger su capital a un cierto momento, por ejemplo, el corte de balance. A diferencia de otros contratos de futuros, como los calls o los puts agropecuarios, no tienen mercado secundario y es muy poco común que sean transferibles.